“El Torneo de Verano es muy interesante y me alegra que la Federación lo haya traído para los maestros y profesionales pues desde que se implementó solo lo hacían para los chicos, Me parece importante que así sea, porque igual nosotros venimos acompañando a los atletas y a toda la familia ajedrecística”.

Tales conceptos fueron vertidos por el IM Álvaro Blanco quien a la apertura de la quinta ronda llevaba 3.5 de cuatro posibles puntos. “Vine a este certamen porque soy un jugador profesional, entonces a cualquier torneo importante que haya tanto n México como en cualquier parte pues me interesa jugarlo y vamos por el primer lugar”.

El IM Álvaro Blanco quien también es entrenador en la U de G señaló que desde los siete años comenzó a mover las piezas, y ya un poco más profesional a los 18 y como entrenador a los 22 años.

Como entrenador, dijo, le interesa  el crear ajedrecistas, personas que piensan y que generalmente estudian la universidad y que son futuros  profesionistas, me da mucho gusto contribuir a la sociedad en México. “Yo sé que el ajedrez es una herramienta muy importante para que los hijos se desarrollen”.

Una de sus pupilas es Miriam Parkhurst quien fue a la olimpiada mundial en Azerbaiyán hace cinco meses, “jugó muy bien, es aplicada, estudia en la U de G y estamos trabajando para el año que viene tratar de también de que se clasifique al mundial.

Ella, dijo, tiene muchas cualidades y no solo ella sino cualquier ajedrecista que quiera llegar a un algún nivel debe tener facultades tales cómo disciplina, dedicación, entrega y pasión por el deporte. Todas esas cosas unidas son las que hacen a un ajedrecista profesional o a una jugadora como Miriam”.

Scroll to top